Telatiroplena.com, periodismo serio, humano y social.

“La filosofía me sirvió para entender a las diferentes personas, es la mata del conocimiento” afirma Katy Rosiris Jiménez Suarez.

Katy cuenta con 38 años, la vida la  premió con tres hijos y un bonito hogar. Al graduarse de filósofa en la Universidad del Atlántico, su padre el ‘chino’ Jiménez, mecánico industrial y tornero de profesión, le pidió que mientras encontraba empleo le fuera ayudar con las cuentas y la parte administrativa en su taller, ella le dijo al papá que sí, y como en el 2002 inicio sin querer y sin pretender ser hoy una de las pocas mujeres que ejercen el oficio de la mecánica.

Son prácticamente 15 años, que esta mujer, cuando está en su trabajo, vestida con jean, camisas largas, botas industriales, su cabello recogido y llena de grasa, pasa desapercibida ante las miradas de los demás. Cuando esta de ‘civil’, es otra mujer, muy femenina, simpática, elegante y con cierta coquetería, digna de la hermosa  mujer Caribe.

“Con la mecánica, he logrado mi prosperidad económica, tengo mi casa, mi carro y me da hasta para emprender nuevos retos” puntualizó Katy.

Para su padre, Miguel Jiménez, ella salió con el ‘coco’ de su papá, la cogió enseguida y hoy es la líder, la que manda en el taller Servitornos El ‘Chino’, ubicado en la calle 75 con carrera 46 en la ciudad de Barranquilla, donde hacen trabajos de: Pintura, soldadura, latonería, metalmecánica, cambio de rodamientos de carros,  mecánica y todo tipo de arreglo que requiera un vehículo.

La filósofa de la mecánica como la hemos denominado, le afirmó a telatiroplena.com, que a ella se le hizo fácil aprender en tiempo record, todo lo concerniente al trabajo, y además tiene algo importante, realiza su trabajo con mucha pasión, amor y dedicación.

“la gente confía en mi trabajo, yo reviso el automóvil y luego direcciono a unos de mis subalternos para que preceda a realizar el trabajo” indicó Katy.

Son 15 personas que laboran en el taller, todos son hombres incluyendo a su padre, que están prestos a recibir la orden de su jefa, nos dimos cuenta, que el nombre que más se escucha en ese lugar es el de “Katy”, todos la buscan, tanto clientes como trabajadores para aclarar dudas, para saber qué pasa, para pagar, en fin ella es la dueña del balón.

A Katy, dios la dotó de muchos talentos, además de la mecánica, es experta cocinando, teje, y está pendiente de su restaurante,  atiende a sus 3 hijos y a su esposo. Esta mujer es LA FILÓSOFA DE LA MECANICA, es una NOTA POSITIVA en telatiroplena.com

Leave a comment