Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano

Por: Alfredo Felipe Martínez Agamez

Carlos Mayans Pacheco, es un Barranquillero que hace 70 años nació en este terruño caribeño, recuerda la antigua calle Obando ubicada en el barrio Rosario calle 42 entre carreras 36 y 38, donde creció al lado de sus padres y hermanos.

“Mi madre era descendiente de padres cubanos y mi padre por su parte tenía sus raíces traídas de Cataluña. Creo que, de ahí, me viene esa sabrosura caribeña”

Carlos Mayans, recuerda que, desde los 15 años de edad, inició su pasión por la música y los ritmos afroantillanos, “el guaguancó es pieza fundamental para la reactivación de cada célula de mi cuerpo “afirma.

Este melómano, cuando escucha a Eddie Palmieri, la orquesta Harlow, Arsenio Rodríguez y Chappottin, se transporta al mágico mundo donde los sonidos se entrelazan para formar un desborde de alegría.

“La música me ha ayudado a olvidar los distintos dolores y pesares que he sufrido en mi vida”, comenta Mayans.

Este economista, quien ejerció la docencia durante más de 30 años en la Universidad del Atlántico, hoy disfruta de su pensión de jubilación y desde hace 15 años se ha dedicado a la colección de discos de los distintos ritmos afroantillanos, la cual le ha exigido un estudio minucioso y profundo sobre, compositores, ritmos, interpretes, sonoridades, géneros e historia musical.

Lo visitamos en su apartamento, y su extensa colección, podríamos decir, que es una de las más completas en Colombia. Buscando las raíces de los ritmos afroantillanos, ha visitado muchos países y casi todo el territorio nacional, donde participa en concursos de coleccionistas.

Como buen profesor, todos los sábados por su canal de YouTube, emite un programa donde busca compartir parte de su conocimiento de los ritmos del caribe.

Carlos Mayans, es una NOTA POSITIVA   

Nota: El contenido de este artículo, es libre, espontáneo y de completa responsabilidad del Autor