Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano

Por: Alfredo Felipe Martínez Agamez

  • Esta terrible enfermedad, que salió a luz pública finalizados los años 70 e iniciando los 80, ha devastado millones de familias en el mundo entero.
  • Nos ha enseñado que con la vida y con la salud no se juega, que excedernos y vivir en el mundo de fantasía puede ser muy costoso y peligroso.

El SIDA  fue descubierto hasta principios de la década de los 80, cuando médicos estadounidenses empezaron a observar que había grupos de pacientes con enfermedades muy poco comunes. Los primeros casos se detectaron en 1981 en Nueva York y California, aunque no fue bautizado como SIDA sino hasta un año más tarde. Estas personas padecían enfermedades como el sarcoma de Kaposi, un tipo raro de cáncer de piel, así como un tipo de infección pulmonar que transmiten los pájaros. El primer caso de sida en España se diagnosticó en octubre de 1981, hace 40 años, en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Pronto se detectaron también casos entre drogadictos por vía intravenosa y receptores de transfusiones de sangre. En 1982 se dio nombre a esta enfermedad: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Desde entonces el SIDA ha matado a unos 25 millones de personas en todo el mundo y ha dejado huérfanos a 12 millones de niños sólo en África” National Geographic

Recuerdo que por allá en el 2003 aproximadamente, me enviaron en un plan de emergencia a la farmacia de alto costo del antiguo ISS, mi trabajo era digitar los medicamentos que se le entregaban a los pacientes con enfermedades crónicas, catastróficas y de alto costo. En esa labor conocí a mucha gente con el virus del SIDA, jóvenes, mujeres, hombres y en todas las edades. Recuerdo que un día hablé con un paciente que portaba la enfermedad y le pregunté que cómo era la situación de padecer esta enfermedad, que tan solo nombrarla da mucho escalofrió, a lo que me contestó: — “Alfredo, el que me hayan diagnosticado con esta enfermedad fue lo mejor que me ha podido pasar”, de una le pregunté con asombró, Joda mi llave, ¿Cómo así, si eso es para morirse de una, solo con la noticia? El personaje me contestó: —“Antes de saber que yo tenía Sida, mi vida era un completo caos, tenia relaciones sexuales con cualquier ser humano, en cualquier orgia yo estaba metido, no me alimentaba bien, consumía muchas drogas, no dormía bien, mi cuerpo no descansaba siempre estaba en actividad que me perjudicaba, mi parte emocional y espiritual estaban por el suelo, en fin, mi vida era un completo desastre. Hoy mediante la ayuda psicológica y espiritual encontré un rumbo y un nuevo estilo de vida, que permite vivir en estado de amor, amándome, amando la vida y reconociendo que puedo mejorar para salvar mi vida”

Yo en el momento no entendí la profundidad de la respuesta, a los años, logré retroceder el tiempo y analizar esa conversación con aquel paciente de Sida, pude sacar como conclusión que nosotros no podemos exponer nuestra vida, que merecemos querer y valorar la oportunidad de estar vivo, de disfrutar de la mejor manera posible sin desbordar los límites y sobre todo respetar y valorar el regalo divino: ¡La vida!

Algunos de los famosos que murieron por culpa del VIH:

Freddie Mercury

Rock Hudson

Antony Perkins

Héctor Lavoe

Michel Foucault

La verdad es que, pese a que los avances científicos han mejorado ostensiblemente el tratamiento de esta enfermedad, ayudando a los pacientes a mejorar la vida de las personas contagiadas con el virus de VIH, no se puede bajar la guardia , lo ideal es tener mayor control y cuidado para evitar ser infectado, con lo cual, se pone en riesgo y juego lo más preciado que tenemos que es la vida.

Fuentes: National Geographic , INS COLOMBIA, OnuSida

Nota: El contenido de este artículo, es opinión y conceptos libres, espontáneos y de completa responsabilidad del Autor.