Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano.

Desde hace muchos años, unos magos del detrimento y la corrupción vendieron la idea de un puerto sobre el Río Magdalena,  en el lugar donde hoy se encuentra y con en el paso de los años se han  dado concesiones  a muchas sociedades portuarias.

Dejaron atrás un gran sueño con visión futurista como lo fue el muelle de Puerto Colombia, idea de un verdadero genio de la ingeniería y el desarrollo Francisco Javier Cisneros, un cubano que la tenía clara y quería lo mejor para esta tierra.

Hoy pleno siglo 21, siguen hablando de lo mismo, de las App, del dragado, del calado, de la competitividad, y de muchas mentiras más, que nadie ya cree. Se atrevieron a presentar un nuevo puente, que quedo bien bonito, con la finalidad que los barcos puedan navegar río arriba, y ahora queda un puente anterior sin demolición.

El Río Magdalena no es competitivo, han querido vender la idea de la súper y exponencial competitividad.

Debemos ser honestos, por el río no podemos competir con los puertos de Cartagena, Santa Marta y Buenaventura. Si queremos seguir con esta “marihuana” debemos trasladarnos a un puerto de aguas profundas.

La navegabilidad por el Rio Magdalena tiene limitaciones por calado y maniobrabilidad, hasta Palermo el calado puede alcanzar los 9 metros de profundidad y del puente Pumarejo hacia arriba, alcanza máximo los 6 metros, hay zonas del rio donde las embarcaciones de 210 metros de eslora y 40 mil toneladas de carga, no alcanzan a dar el giro completo de 180°, con dos remolcadores que obligatoriamente deben ayudarle, unido además, que  la corriente del  rio  en épocas de lluvia,  se reporta  a más de 8 nudos, lo cual hace riesgosa la maniobra.

El rio debe tener una batimetría, dragado constante y señalización con boyas, para tener una navegabilidad día y noche, con pilotos prácticos debidamente entrenados. A esto,  anótele la falta de tajamares, la sedimentación  y la cantidad de basura y desechos que pasan por esta fuente de agua.

Para que el Rio Grande de la Magdalena, sea competitivo a nivel global se requiere mucho dinero, y sería más el que se fugaría por los vertederos de la corrupción y  el detrimento como hasta ahora se ha dado.

Por el río pueden pasar solo  buques de  calados medianos y en algunos casos se han tenido que desviar a otros puertos.

OJO, esto es claro, Se debe migrar a otras fuentes de competitividad como utilizar el río, para la explotación turística, flotas de embarcaciones de suministro supply, los cuales ayudarían al traslado de todo tipo de productos, río arriba y río abajo, con buenos muelles o sociedades portuarias, desde el interior del país hasta el departamento del Atlántico, seria formidable para campesinos, ganaderos, agricultores y comerciantes. De esta forma, este canal navegable tendría una dinámica económica  importante, unida a la interconexión con el  transporte terrestre, férreo, aéreo y el apoyo contundente de las distintas zonas francas; se dinamizaría la economía para todos los sectores.

Barranquilla debe migrar, si quiere ser verdaderamente competitiva a nivel internacional a un puerto de aguas profundas y que se conecte con todas las formas multimodales. De esta manera, sí se podría pensar en una verdadera competitividad.

Al Concejo de Barranquilla fueron invitados los representantes de Cormagdalena y Asoportuaria, para que rindieran un informe de la eficiencia de la operación. Para ellos siempre serán excelentes los resultados.

Los concejales José Trocha y Antonio Bohórquez, hicieron unos aportes contundentes, reales y aterrizados  de la situación del río.

Por último, ya está bueno, que  sigan insistiendo con esa “marihuana”, que no logra trabar a nadie, Barranquilla y Colombia merecen respeto, ya está bueno de tanto detrimento y corrupción a través del Río Grande de la Magdalena y que sigan volviéndose millonarios unos cuantos, que no dejan avanzar a la región.

¡Por el río nunca llegaran embarcaciones de gran calado!

Leave a comment