Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano

Por: Luz Patricia Martínez Arias

En la sociedad actual cada día son más personas sufriendo de ansiedad y depresión, son la epidemia del siglo XXI. ¿Por qué? Porque vivimos en un mundo competitivo. Donde la prioridad es la productividad, ser mejor que el otro, y en esta constante búsqueda y carrera sin sentido se nos olvida vivir el hoy, el presente, se nos olvida valorar todo lo que hemos logrado, todo lo que hemos aprendido, crecido, ganado, se nos olvida nuestra verdadera esencia, no valoramos lo que hoy somos y tenemos. Terminamos sacrificando nuestro bienestar general porque pensamos que se interpone en el cumplimiento de todo eso que la vida nos exige.

La ansiedad es la mente yendo más deprisa que la vida. La ansiedad está obsesionada con lo peor que puede resultar en el futuro, y la depresión está continuamente revisando el pasado.

Estas emociones llegan principalmente cuando nos sentimos desconectados de nuestra esencia divina. Vienen de nuestras creencias limitantes, de los patrones impuestos por la sociedad. Y que tu alma sabe la incoherencia que hay en seguir. Es tu espíritu diciéndote que está cansado de vivir en el futuro. Es tu alma diciéndote que está cansada de ser el personaje que estás tratando de interpretar.

Se ha comprobado que luchar contra la ansiedad sólo la intensifica, lo mejor para que pase es aceptarla. Qué tal si dejas de intentar escapar de ella y la escuchas. Te propongo responder las siguientes preguntas ¿Qué mensaje está intentando darte? ¿Qué quiere? ¿Qué necesita? ¿Qué deseas liberar para sentirte mejor? Escribe todo lo que llegue. Allí comienza el genuino camino hacia tu auto sanación.

Oración: Honró mis miedos y mi ansiedad, les agradezco por estar aquí, porque me muestran las incomodidades que estoy tratando de esconder y que debo sanar en mí. Estoy dispuesto a sentirme mejor y le doy la bienvenida a mi divinidad. Voy con calma y con alma, dando un paso a la vez tomando acciones que eleven mi paz interna.

Hacer esta oración te permite realinearte contigo, con tu conexión espiritual, con tu consciencia y abrirás la puerta hacia las soluciones, así le das el control de esta situación a tu divinidad interior.

Nota: El contenido de este artículo, es libre, espontáneo y de completa responsabilidad del Autor Sígueme en Instagram, YouTube y Facebook en @irradiatuluz