Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano.

Por: Jorge Guebely

De los lenguajes creados por el ser humano, la música es el que más nos acerca a Dios, según Ciorán. Armonías del universo convertidas en armonías sonoras, sensibles al oído humano. En su antípoda, el lenguaje político – discurso mañoso, mezquino, mentiroso, rencoroso…- es el que más nos hunde en el infierno. Pavorosa amalgama de ruinas humanas que hiere la existencia.

También el lenguaje poético, música compuesta con palabras, nos muestra el cielo, nos salva de la quiebra, nos limpia el fango mental. Sus creadores entrecruzan señales para resistir a la caída, para rescatar al ser humano del olvido tan adaptado a su pomposa desnaturalización.

Señales envía Luz Dary Torres, poetisa de la tierra, a mujeres poetas fundidas en la imagen de la luna, símbolo visible del eterno femenino visualizado por Goethe. Mujeres lunas en la tierra que le arrancan versos al Universo.

Poetisas barqueras cruzando el río de la muerte, la sociedad hostil, para alcanzar la vida. Mujeres tejiendo poemas contra el deshumanizado masculino social, el rebajado macho, la bestia humana. Pero las barqueras ya estaban lejos, “…cruzando los mares bajo un cielo sombrío”, cuando les recriminaron se feminidad esencial.

Barquera, Alejandra Pizarnik, poetisa argentina, quien se adentró: “en la boca de la noche bailando en sus colmillos”. Poetisa de libertaria poesía femenina, nunca temió: “a que no volviera a pedir tu voz tiniebla, tu razón emancipada”. Auténtico espíritu universal, sólo capaz de sobrevivir con la energía del amor: “Alejandra que se aleja y que sólo vendría / si el amor / osara entrar en su cuarto”

Barquera también Alfonsina Storni. Regresó a la eternidad a través de las olas del mar: “No fue solo el dolor como dicen Alfonsina, / volver al mar era ir a la madre, / de nuevo al vientre /de nuevo al cielo…” Abandonar la tierra era: “Salir, / salir tras la sal, Alfonsina, /…. / no más cicatriz, no más espinas, no más lirio caído, no más ancla / no más esclava de la risa fingida”.

Barquera mexicana, Frida Khalo quien escribió poesía a través del color y el sufrimiento: “Frida, Frida que se fuga con un clavo en la frente”. Mujer horizonte: “Frida descosida, deshilvanada, nos dejaste la hebra / para perseguir tu canto, tu semilla y tu cielo de carbón”

Luz Dary Torres, tan barquera como las otras. Poesía de luz femenina, de resistencia esencial. Poesía de reivindicación humana, de luna llena, porque nada acerca tanto al ser humano y a la vida que la poesía de resistencia femenina.

Nota: El contenido de este artículo, es libre, espontáneo y de completa responsabilidad del Autor.