Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano

Por: Jairo Eduardo Soto Molina

“Nunca vas a poder cruzar el océano hasta que tengas el coraje de dejar de ver la costa” Cristóbal Colón, navegante

¿Qué es la cultura de cambio? La “cultura” se refiere a las normas y comportamientos existentes que son valorados por los lideres y miembros de una sociedad. Una “cultura de cambio” es aquella que tiene la capacidad de adaptarse a hacer cambios motivados por nuevas ideas que surgen dentro de la sociedad o por nuevos desarrollos que se producen en o por fuera de su entorno, que pueden ser ocasionados por decisiones políticas, innovaciones, desastres naturales u otras causas.

El liderazgo que han ejercido los candidatos de la Colombia Humana, Gustavo Petro y Francia Márquez ha sido un liderazgo sofisticado dada la complejidad que se ha tornado la sociedad colombiana. La complejidad significa cambio, pero específicamente significa un cambio rápido, impredecible y no lineal. La sociedad colombiana requiere de cambios en todas sus estructuras e instituciones. Además, el ritmo del cambio es cada vez mayor como James Gleick[i], el autor del caos, lo señaló en su libro llamado “Faster” [ii] con el subtítulo de The acceleration of Just Everything (más rápido: La aceleración de casi todo). Eso fue hace dos décadas, mucho antes de la llegada del iPhone, introducido en 2007, y de la inteligencia artificial. ¿cómo se lidera en una cultura como la nuestra que parece especializarse en solo el consumo?

Este va a ser el dilema y reto para estos grandes lideres. No actuar cuando el entorno que nos rodea está cambiando radicalmente nos conduce a la extinción. Por otro lado, tomar decisiones rápidas bajo condiciones frenéticas con pensamiento acelerado puede ser igualmente fatal Robert Steinberg dijo al respecto: “la esencia de la inteligencia parecería estar en saber cuándo pensar y actuar rápidamente y saber cuándo pensar y actuar lentamente” [iii].

Gustavo Petro y Francia Márquez deben centrarse en la prioridad de los cambios, cambios claves que les permitan liderar de manera eficaz bajo condiciones enrevesadas. Así mismo fomentar el ese liderazgo en otros con personal altamente capacitado, de modo que puedan hacerse prescindibles a largo plazo. Es cuestión de producir más lideres de lideres. De esta forma se construye un proyecto político que no eternice al único líder a perdurar en la primera magistratura o a volver como ha sucedido por ejemplo con Lulla en Brasil después de varios periodos.

El propósito moral debe ser el fundamento del cambio y centrarse en el impacto en la sociedad colombiana. La comprensión del cambio está mezclada con una nueva visión: el matiz. En sociedades complejas y caóticas como la nuestra, el cambio efectivo y los matices van de la mano. En pocas palabras en todos los sectores e incluso en los más opuestos siempre hay funcionarios comprometidos y eficientes. La construcción de relaciones sigue siendo clave, pero debe resolver cuales son efectivas y cuales no lo son tanto; debe existir una colaboración efectiva en su gabinete. La búsqueda de consensos y respaldo en el Congreso de la Republica. La creación de coherencia es un factor fundamental en tiempos complejos.

El contexto nacional se ha vuelto cada vez más complejo pro a la vez más perturbado. El empeoramiento del cambio climático, los mercados laborales cada vez más restringidos, un contacto superficial a través de la tecnología, pero menos cercano, más estrés y ansiedad y menos confianza gobierno tras gobierno y la correspondiente erosión de la confianza. Todo esto pone a prueba el propósito moral mientras lo hace más crucial. Los lideres no necesitan mejorar un mal juego; precisan cambiar el juego.

Otro aspecto importante es la organización, si no hay organización los cambios no se distribuyen en los subsistemas. Además, la organización le da larga vida a un proyecto político. Recordemos lo que pasó con el movimiento ciudadano y la mayoría de ellos se han acercado al proceso. La historia es para no seguir cometiendo los errores del pasado. De esta manera entraremos a una nueva estructura del estado que garantice a la Colombia Humana un proyecto de gobernabilidad de muchos años y la transformación que requiere este país. Es un asunto práctico hay que “salir para transformar el interior”. Si hace esto terminará no solo transformando el interior, sino el exterior también. Todas las soluciones buenas son soluciones de sistema.

Citas al cierre:

 “Cambia antes de que tengas que hacerlo” Jack Welch, empresario.

 “El cambio es ley de vida. Cualquiera que mire al pasado o al presente, se perderá el futuro” John F. Kennedy, político.

Tomémonos un tinto seamos amigos. Sigan siendo felices Jairo les dice

Nota: El contenido de este artículo, es libre, espontáneo y de completa responsabilidad del Autor, Jairo Eduardo Soto Molina, Profesor de tiempo *completo titular, investigador 1279 (80), Doctor en ciencias Humanas, Par académico MiniCiencias-MEN

[1] Gleick, J. (2008). Chaos: Making a new science. Penguin.

[1] Gleick, J. (2000). Faster. Little, Brown.

[1] Citado por Gleick,2000, pág.114