Telatiroplena.com, periodismo serio, social y humano

Por: Jorge Vergara

Lo chistoso es como terminan afirmando que en estos momentos no ejercen ningún tipo de acción en las empresas Aire y Afinia.

Dicen cuanto deben invertir para disminuir perdidas y mejorar el servicio en cinco y diez años, pero no dicen cuanto han invertido esas empresas en estos dos años, y cuál ha sido su mejora en pérdidas de energía y en recaudo ya que sobre este último pagamos por la resolución del ministerio 40272, un sobre costo del 20%, más 300 puntos de cartera.

Tampoco dan respuesta de en cuanto vendieron esas empresas, así del porque le regalaron la cartera de Electricaribe y la facturación de septiembre que cobraron en octubre. Tampoco explican como al intervenir a Electricaribe la recibieron con índices de pérdida de energía del 18%, y de recaudo del 85%, para entregársela a Aire y Afinia con pérdidas del 34%, y recaudo del 75%.

La vendimos en $600.000 millones, después de haber invertido la Nación $6.1 billones.

¿Cuándo sabremos la verdad, necesitaremos una JEP?

Insisto los caribeños no tenemos que pagar un doble costo por la ineficiencia de las empresas y el gobierno nacional no ha debido firmar un contrato con Aire y Afinia otorgándoles un privilegio de permitirles un doble costo por pérdida de energía y de cartera a costa de los usuarios del caribe colombiano. Eso solo se ve en Colombia y por supuesto a los bobos del paseo los caribeños.

Eso era lo que pedían los españoles para Electricaribe y la SSPPDD, MinMinas y la CREG no se los concedieron.  Porqué lo hicieron con Alberto Ríos y EPM, averigüe los vínculos de los expertos de la Creg con Alberto Rios y EPM, no hay un solo costeño, he igualmente investiguen los vínculos de la agente liquidadora y el vice contralor con Alberto Ríos, y encontrara las razones por la que sacaron esas resoluciones.

Denuncias que ni la procuraduría o la Fiscalía han adelantado a pesar de haber sido denunciadas hace más de un año 

Nota: El contenido de este artículo, es opinión y conceptos libres, espontáneos y de completa responsabilidad del Autor. Jorge Vergara